Una idea con muebles del Ikea

Globos para decoración infantil
En este caso, y como si de una felicitación navideña se tratara me gustaría compartir mi último trabajo, que precisamente he terminado hoy día 24 de Diciembre, y que van a disfrutar dos pequeños muy especiales para mi.
Como ya anuncia el título,además de invitaros a disfrutar del mural en sí, me gustaría exponer la idea, de que lo bonito, no ha de ser necesariamente caro, y que una habitación para nuestros pequeños no tiene que convertirse en un megaesfuerzo económico para ser el lugar de ensueño y fantasía en el que ellos se van a desenvolver como pez en el agua.
Murales infantiles en Trigueros

En este último trabajo nos hemos decidido por colores intensos, que contrastan a la perfección con el gris perla de la pared. En este caso la pared estaba lacada en gris, y lo que se ha hecho ahora ha sido solo el mural.

La estética es sobradamente conocida por los padres, que como yo, seguramente  han visto los dibujos de Pocoyo hasta la saciedad. Sin embargo hemos renunciado a poner al protagonista de la serie, optando por los personajes secundarios para no restarle protagonismo a los verdaderos, que van a ser sus pequeños habitantes.

El mural central, permanece de cabecero de las dos camas, y el lateral, con estrellas irregulares, comparte espacio con una estantería que precisamente por su sencillez se complementa a la perfección con el fondo.
Mural infantil con globos y estrellas
Volviendo a la idea del principio, y tomando como ejemplo a los diseñadores de la famosa cadena, "todo el mundo tiene derecho a tener una casa bonita", más aún nuestros pequeños, y para soluciones económicas en el conjunto, un mural, puede transformar una estancia mediocre en un lugar para soñar.

Yo espero que los soñadores de estas dos camas  hagan lo propio durante mucho tiempo, y desearía también que vuestros sueños aparecieran un día aquí en las fotos de una entrada.

Sin más, os deseo una feliz Navidad y un prospero año 2012.

Otras entradas de habitaciones infantiles en Un Pocoyo para Diego, rotulos con su nombre en Una habitación personalizada, zócalos de colores en Cambio de sexo





Un zócalo con altibajos

Un boceto de la habitación completa nos ayuda a ver el efecto final.

Para el pequeño Ale, un pequeño con temperamento,quizás un zócalo al uso, hubiera resultado un tanto impersonal. Instalado en la edad en que el,  empieza a verse grande para hacer lo que desea, y sin embargo para sus padres, sigue siendo pequeño, una habitación que hablara de el tenía que ser así:



Pendientes empinadas con colores suaves, trazos geométricos con tonos agradables, partir desde el principio para llegar muy alto. Una mezcla entre el filo de las aristas y la suavidad de los colores pastel.
Ale ya disfruta de su "pequeño mundo", ¿y tu, quieres ser el próximo?