Un zócalo con altibajos

Un boceto de la habitación completa nos ayuda a ver el efecto final.

Para el pequeño Ale, un pequeño con temperamento,quizás un zócalo al uso, hubiera resultado un tanto impersonal. Instalado en la edad en que el,  empieza a verse grande para hacer lo que desea, y sin embargo para sus padres, sigue siendo pequeño, una habitación que hablara de el tenía que ser así:



Pendientes empinadas con colores suaves, trazos geométricos con tonos agradables, partir desde el principio para llegar muy alto. Una mezcla entre el filo de las aristas y la suavidad de los colores pastel.
Ale ya disfruta de su "pequeño mundo", ¿y tu, quieres ser el próximo?