Pintura de pizarra para crear ambientes únicos

Continuamente las empresas de pintura lanzan al mercado productos de lo más variopinto. Esta abundancia de productos, unida a la creatividad de cada uno de nosotros nos aporta infinitas combinaciones que nos permiten la posibilidad de crear ambientes exclusivos, y como no, sin que sea necesario gastar grandes cantidades de dinero, ni hacer obras de mucha envergadura.

Vista en opendeco.es

Un ejemplo de esto es la pintura de pizarra, que nos permite crear una pizarra como las del colegio, en la que podemos escribir o dibujar con una tiza, y ponerla sobre cualquier soporte, en cualquier ubicación y con cualquier forma que se nos ocurra.




  La pizarra puede servir para decorar, pues se pueden pintar pizarras de muchos colores, naranja, malva, verde, turquesa, rosa...etc colores que encajan a la perfección en la decoración, por ejemplo del cuarto de los pequeños.

Visto en cuarto color
En esta fotografía, podemos ver dos ejemplos, uno sencillo más parecido a lo que todos tenemos en mente cuando nos dicen de poner una pizarra en la habitación, aunque eso si, con un color gris más agradable, y la otra integrada a la perfección en el mural que decora la habitación de esta vailarina-trapecista.

Visto en decoración facilisimo.com
   Otra posibilidad, es utilizar la pizarra para facilitarnos nuestro quehacer cotidiano, recordándonos las tareas, o facilitándonos la organización del tiempo, como puede hacer este calendario de oficina, en el que podemos todos los meses poner los números que correspondan a cada día del mes, para hacer anotaciones, y poder reeditarlo de nuevo al principio del mes siguiente.

En este caso las diferentes tonalidades de gris nos permite diferenciar los días, dentro de la misma gama de color.


Otro ejemplo, aunque ya más común, son las pizarras de cocina, que en esta imagen se fusiona con la pared, permitiendo que las anotaciones sean todo lo extensas que queramos.

A estos ejemplos podemos sumar figuras de pizarra que podemos colgar en la pared o  siluetas puestas directamente sobre esta, que nos permiten un mural sencillo y a la vez entretenido, para cuartos de juego, donde sus inquilinos pueden pasar horas dando rienda suelta a sus dotes artísticas.

Visto en es.paperblog.com
Al tiempo las pizarras pueden contener dibujos o mensajes permanentes que convivan con los esporádicos que nosotros iremos haciendo con tiza.

Para finalizar, y ya en un ámbito más práctico, se pueden reparar pizarras viejas, así como crear una en cuadros en desuso, mesas, puertas... o cualquier cosa que se nos ocurra.

En estas fechas, en las que en ocasiones los padres andan locos buscando un regalo original para sus hijos, no está de más recordar que las paredes llevan ahí desde siempre y se les podría dar una utilidad que los pequeños artistas no van a desdeñar.

    

       Si quiere tener en su casa cualquiera de los trabajos que aparecen en este blog, pueden  pedir presupuesto sin compromiso en el siguiente número de teléfono.