Una habitación de cuento para Manuel


Dibujando  a Mickey Mouse, y las letras de Manuel
El verano empieza la cuenta atrás con los primeros días de Septiembre, pero en casa de Carmelo y Esperanza la cuenta atrás es otra muy distinta.
En unos meses, el pequeño Manuel, llegará para quedarse, y como de costumbre, la tarea ha sido preparar una habitación que esté a la altura de las circunstancias.
En este caso, he recalado en un lugar de la capital, que me trae muchos recuerdos de la infancia, como es la Barriada de Guadalupe, así que no ha sido difícil ponerse en situación.


   
Clicke sobre la imagen para ver una presentación de la carpeta entera.
En este caso nuestros amigos, no querían una habitación de bebé al uso, pues entendían que la duración en el tiempo de estas, es más corta, así que se decidieron por una decoración que a Manuel le siguiera gustando según fuera haciéndose grande. Y en este caso, me atrevo a asegurar que seguirá gustándole mucho tiempo, pues elegimos un clásico de Disney para decorar la pared sobre la que va a ir puesta su futura cama.

En este caso, la habitación tenía gotelé, y aunque como ya hemos visto los murales también se pueden hacer sobre la gota, en esta ocasión optamos por alisar las paredes.
Como podemos ver en este ejemplo, podemos alisar todas las paredes y el techo, si es necesario, pero también podríamos alisar solamente la pared que lleva el mural, lo que nos permite que el mural quede mejor con un desembolso menor.
.
En primer lugar, pintamos  con un verde muy luminoso, que le aporta  un ambiente muy agradable e informal.


Decorar habitación con mural del ratón Mickey

 Para disimular la posible curvatura de las esquinas que se forman entre el techo y la pared, optamos por una cenefa ondulada que además le da a la habitación un toque de cuento que en las fotografías se puede adivinar, pero que en la realidad resulta  muy curioso.


Mural de Disney para decorar habitación
   Para terminar se hizo un Mickey asomando de un círculo turquesa, con el nombre del chiquitín que va a estrenar  este micromundo dentro de muy poco, en letras de Disney en color negro.

El mural va centrado en la pared donde con el tiempo irá la cama de nuestro pequeño, dejando así la otra pared libre para poner estanterías o lo que sus padres estimen más oportuno.

Espero que algún día mi pequeño cliente pueda decirme si le ha gustado su habitación, ya que en este caso me tuve que venir sin escuchar su opinión. En cualquier caso me gustaría terminar esta entrada, con los mejores deseos para esta pareja y su futuro bebé, que han hecho que me sienta en la suya, como en mi propia casa.
Un saludo.