Pintemos una habitación juvenil

 

Cuando nacen los hijos, todos los padres parecen tener muy claro lo que quieren, lo que necesitan...etc, por eso pintar una habitación para un bebé no debería de traernos demasiadas complicaciones. El problema es cuando nuestro pequeño se hace grande.

Una luna para nuestro bebé



En este onceavo mes del 2013, en el que este, su blog, cumplimos nuestro segundo aniversario, tengo el gusto de compartir con todos nuestros visitantes la última habitación que he hecho en San Bartolomé de la torre (Huelva) para un pequeño que aún no ha llegado, pero al que su madre y su padre están esperando como agua de mayo.