Una vuelta de tuerca a las rayas.

Las rayas, en la decoración han dado siempre mucho juego. Se pueden poner de diferentes anchuras, combinando dos tamaños, en diferentes colores,  a pared entera, o en un zócalo.

Siempre han sido un recurso para cabeceros de cama, zócalos...etc, y las he hecho verticales o inclinadas, con gota o sin ella. y tanto en habitaciones infantiles como dormitorios, pasillos....etc En fin, para no terminar nunca.




Pero en este último mes, se ha dado una circustancia, cuanto menos curiosa. En tres casos me han pedido rayas en horizontal, algo que no había hecho antes, aunque si que lo había visto.

Pues como de costumbre aquí están para compartirlas con nuestros visitantes de la red.

La primera ha sido una habitación
infantil. Los colores clásicos, aunque no así la forma. Rayas en horizontal con una anchura considerable que en una disposición a pared completa le da a la habitación un toque nuevo, pero muy acertado. Reconozco que me encantó la idea, y el resultado es muy interesante.

En el mismo trabajo, pero en este caso en una estancia diferente, Sara se decidió por utilizar el mismo formato de  rayas pero en este caso en unos colores muy diferentes. Para el fondo mantuvimos el gris de toda la habitación y en las rayas pusimos un lila que combinaba con los cojines de la cama.

La decoración de toda la habitación estaba en plata, así que nuevamente optamos por ponerle unas arenas plateadas a las rayas lilas.

Estas arenas plateadas, le aportan una textura, que aunque en esta imagen, la hemos resaltado para que se vea, sobre el terreno queda bastante fina.

Y enlaza con el resto de la decoración.

Estas dos habitaciones las he hecho en San Juan del Puerto. Sara y Ramón, que esperan un pequeño, afortunado sin duda, como ellos y que se va a encontrar una habitación muy bonita cuando llegue a casa.


El tercer caso ha sido el de Sonia, una amiga de Gibraleón que compró un papel para la habitación de un panturranillo que está a punto de llegar, y que decidió ponerlo de forma horizontal para que quedara más original.

Reconozco que en principio, me cogió fuera de juego con la tarea de empapelar en horizontal, porque no deja de tener una complicación añadida, pero al final se puso muy bien, y la habitación, a falta del zócalo quedó muy bonita.

Quisiera una vez más agradecer a estos amigos, en primer lugar que contaran conmigo para estos trabajos, y en segundo que me permitan compartirlos con todos ustedes. Toda la suerte que se merecen para ellos, y un saludo para ustedes, que no desisten en la tarea de visitarnos y disfrutar de nuestros trabajos.

Hasta la próxima.