Un angel, en el universo de Peppa Pig

Pocas cosas deben de haber tan emotivas para alguien que se dedica a pintar habitaciones, como pintar la habitación de tus hijos. Posiblemente esta sea una de ellas, pintar la habitación de una amiga de tu hija.


Una habitación con un poco de música

Personalizar una habitación debería de ser algo tan extendido y normal, que lo extraño fuera lo contrario. De hecho, ¿ que es una habitación, que no es personal ?, ¿ que es una casa que no tiene la impronta de sus moradores ?
Pues la habitación de una pensión, un antro tan desastrosamente común que podría valerle a cualquiera.

Letras graffiti sobre gotelé

Martina Mouse

En algunos trabajos, parece que las cosas pasan sin que nadie las controle, como si siguieran un guión escrito. En este caso, cuando estábamos decidiendo lo que íbamos a poner en la habitación, ninguno de los tres sabíamos nada, y hablando hablando, como por arte de magia fueron surgiendo ideas que coincidían en lo que cada uno tenía en la cabeza.