Estuco Veneciano para una columna un tanto inoportuna

El trabajo de pintor, te permite la posibilidad de ver muchas casas, diferentes formas de llevar a cabo y de entender la decoración, diferentes formas de construir...etc. Esta entrada es un monumento a la sinrazón arquitectónica. Un homenaje a todos esos arquitectos, que ponen una columna en el sitio menos oportuno, como si una columna fuera una cosa que se quita y se pone cuando a uno le molesta.





Sin embargo, la incompetencia, de algunos, o seguramente, el interés por ganar dinero, sin preocuparse por las consecuencias de sus decisiones, se suelen resolver con la creatividad y el ingenio de los que vienen detrás de ellos.

En este trabajo, en Gibraleón (Huelva), fui yo, el encargado de arreglar este desaguisado, pero en otras ocasiones son los mismos propietarios de la vivienda, los que se estrujan la cabeza para encontrar una solución interesante estéticamente.

Como en otras ocasiones (ver otro ejemplo), nos encontramos con una columna en medio del comedor, que no cumple ninguna función estética, aunque si estructural, por lo que no podemos prescindir de ella.

Además, estaba en el paso hacia el resto de la casa, por lo que era inevitable no fijarse en ella.

La solución, es la misma de siempre: "Hacer que la columna sea tan bonita, que parezca que la hemos puesto ahí para embellecer la estancia"


En este caso, los propietarios se decidieron por el estuco veneciano. Un material que precisamente por costar algo más que otras pinturas, es ideal para columnas, tiros de chimenea...etc, porque son superficies pequeñas y esto hace que el precio sea más asequible.

Como el resto del salón, iba pintado en gris, decidimos ponerle un estuco gris oscuro, que destacara, y llamara la atención de todo el que entrara por la puerta.

El resultado es el que se ve en las imágenes. Afortunadamente, la ubicación no solo podía tener connotaciones negativas, y se convirtió en un punto a nuestro favor, pues era un sitio donde entraba mucha luz de la ventana y hacia que el estuco brillara mucho, acentuando el encanto de este material, que le da una apariencia marmórea a la superficie.


El estuco se puede hacer en cualquier color, aunque en colores inténsos, da resultados más impactántes.

Es una solución perfecta para cualquier tipo de columna, ya sea cuadrada o redonda, así como para arcos de escayola, tiros de chimenea, cabeceros...etc.

Para cualquier consulta ya saben que pueden encontrar un teléfono y un correo para contactar aquí, o en la pestaña de contacto.

Un saludo, y hasta la próxima.