Pablo, el aviador



No siempre, el niño o la niña que va a disfrutar de la habitación que estoy pintando, ha nacido ya. En ocasiones, los conozco meses después a través de las imágenes que sus padres comparten en Facebook o en el perfil de watshap. Y no voy a negar que es siempre una sorpresa.

Sin embargo, cuando pinto una habitación para un niño, que de vez en cuando se asoma a ver lo que estoy haciendo en su territorio, y me mira de arriba a abajo, como si yo hiciera eso que tantas veces le ha dicho su madre "¡¡¡que no se pinta en la pared!!!!", la experiencia es insuperable.

Esta vez, mi cliente es Pablo, gemelo, con otro pequeño terremoto, que se llama Leo, y que será el protagonista de la próxima entrada.

Desconozco, si su nueva habitación despertará su curiosidad por los aviones, pero estoy seguro de que este aviador, acompañará muchos de los recuerdos de su infancia.

La habitación la hemos pintado en un azul, con un punto lila casi imperceptible, que le da una tonalidad muy alegre.

Las nubes en blanco, son una receta para darle claridad a la habitación, sin tener que renunciar a ponerle muchos detalles en las paredes.

Las letras de Pablo, decidimos que fueran en cursiva, pues así simulaban el moviviento del avión.

Un detalle, que también se repite en la habitación del hermano de Pablo, es el pez, en el interruptor, que es un dibujo que sacamos de la colcha que su mamá les ha comprado para las camas.

Finalmente, tras la puerta de la habitación, le hemos dibujado la puerta de la casa del ratoncito Pérez, sobre el rodapié o plinton, como se le dice "por estos lares", para que, según dicen, se le deje el diente junto al umbral, para que este no tenga que desplazarse muy lejos cargado con la moneda.

Sin duda es una idea bonita, para mantener la ilusión de los pequeños.

Esta habitación la hice en Corrales (Huelva), un bonito lugar, donde viven ya, tres de mis pequeños mejores clientes.

Mis mejores deseos para ellos que disfrutan ya, del trabajo que yo, tube el privilegio de hacerles.

Un saludo a todos, y hasta la próxima.

Si no has visitado aún nuestra web, puedes entrar en el siguiente enlace.