Y para muestra....un botón.

En casi todas las publicaciones de este blog, insisto en que las mejores ideas, están por aparecer. No hay nada como la satisfacción de hacer algo, que nunca antes se ha hecho.




Para mí, es fácil, pues solo tengo que adaptar cada trabajo, a la persona a la que le estoy pintando, o en ocasiones, ceñirme a lo que esta me pide. Al final, cada trabajo es diferente, porque, por más que se empeñen en estandarizarnos, aunque en muchas cosas podemos coincidir, no hay dos personas iguales, en este asombroso mundo.

Y para muestra, un botón. Hace poco puse en este blog, un trabajo de una rosa de los vientos en el cabecero de una cama. Era la primera vez que hacía un mural, blanco sobre color, aunque lo traía rondando la cabeza, desde hacía tiempo.

Bueno, pues casi sin pensarlo, aparece este, la misma receta, pero para una habitación infantil, y si alguno pensaba que no tenía mucho encanto, pues toma ya, sobre un fondo rojo, en principio impensable para una estancia de este tipo.

Estoy seguro de que cualquiera que esté leyendo esto, dirá: ¿rojo para una habitación infantil?, pues sí, reconozco que yo pensé lo mismo, y estoy seguro de que no he sido el primero, pero también estoy seguro de que cuando lo vean, la mayoría, como yo mismo, pensará: Vaya, pues queda chulísimo!!!


Toda una experiencia, pintar la habitación para esta pareja de Trigueros, que espera al pequeño Jose, para primeros de año, y que seguro que va a estar de lujo en la habitación que con tanto esmero le han preparado sus padres. Un saludo desde aquí, y gracias una vez más por confiar en mí, para este proyecto.

Al resto, como siempre, invitaros a seguir curioseando por nuestro blog, y a entrar a la página web, donde tenéis todos los contenidos a la mano.