Un toque flower power para la habitación de Victoria.

Las habitaciones para bebés, tienen un punto extraño, pues pintas para alguien que está dentro de la barriga de la persona que te contrata. Para los niños pequeños sin embargo, tiene su punto, pues ellos lo agradecen con miradas de asombro que alimentan el espíritu de cualquiera. 



En este caso, no es lo uno ni lo otro. Pintar para alguien que disfruta de esa edad que todos añoramos, que vive esa adolescencia tortuosa, pero inolvidable, te obliga a viajar en el tiempo, a sentir lo que sentías en esos años, para encontrar una solución guapa, pero al mismo tiempo aceptable para sus padres, que al fin y al cabo son los que tienen la última palabra.




Este era el mural que yo tenía en mis años de estudiante en el cabecero de mi cama.

No es una fotografía, sino una imagen que he bajado de internet, porque no tuve el detalle conmigo mismo de hacerle una foto. Fue la única decoración de mi habitación durante años, y quizás lo mucho que lo disfruté, y lo que me gustaba, hizo que no necesitara recordarlo con una imagen. Lo hice a escondidas, así en negro sobre blanco, y tiene, los dos ingredientes, que a mi me gusta que tengan mis murales: sencillez, y mensaje.


Pues en esta ocasión he vuelto a beber de aquellas vivencias, y busqué un toque flower power  para este mural, que yo creo que a Victoria, que como ya habrán adivinado, es la anfitriona de esta habitación, le viene al pelo.
 


Toda la estancia está pintada en un tono marfil, anaranjado, y la pared del escritorio y de la estantería están en fucsia.
Sobre la cama el mural que pueden ver en las imágenes, que en mi opinión ha quedado bonito, pero sobre todo fresco, y lleno de buenas vibraciones.


En el caso de los bebés, no suele pasar, pero en este caso, pude irme con la aprobación de Victoria.
Desde aquí, solo me queda desearle, que los años que le esperan, y que va a estar acompañada de este trabajo, sean tan intensos e inolvidables como lo fueron para mi, junto a mi símbolo de la paz. Y que consuma la magia de la juventud hasta la última gota.

Al resto, espero que os haya gustado. Si no ha sido así, prometo esmerarme aún más en el próximo.
Un saludo a todos.


Pueden ver otras habitaciones, o trabajos realizados en  dormitorios, salones, pasillos, en nuestra web, o directamente en la galería de imágenes. Para contactar y pedir presupuesto sin compromiso pueden acceder clicando en la pestaña de Contacto o en los datos que aparecen más abajo.