Una idea, para decorar mil columnas

Poco a poco, casi sin darnos cuenta, aquí, en el cálido sur del sur de Europa, se está imponiendo una decoración de estilo nórdico, con colores fríos, basados en la pureza del blanco y contrastando este con grises y motivos en piedra, que nos reconcilian con la naturaleza e introducen en toda la casa, una estética fresca y suave, sin detalles rimbombantes que rompan con el equilibrio creado.



Un pasillo, para no olvidar, vivir el momento.

En la vida, no nos definen las cosas que tenemos, sino lo que somos capaces de hacer con ellas. Puede sonar tópico, pero no está de mal recordarlo, en una sociedad, en la que es tan normal, gastar móviles carísimos, que tienen miles de funciones, y que solo utilizamos para hablar por whatshap, o hacer fotos. Por poner uno de tantos ejemplos.

Decorar un pasillo con un Carpe díem