Un pasillo, para no olvidar, vivir el momento.

En la vida, no nos definen las cosas que tenemos, sino lo que somos capaces de hacer con ellas. Puede sonar tópico, pero no está de mal recordarlo, en una sociedad, en la que es tan normal, gastar móviles carísimos, que tienen miles de funciones, y que solo utilizamos para hablar por whatshap, o hacer fotos. Por poner uno de tantos ejemplos.

Decorar un pasillo con un Carpe díem



Decorar un pasillo con un Carpe díem
Este blog, no está para hablar de consumismo, ni de filosofía, pero la reflexión, me viene al pelo en este trabajo, que he hecho a unos amigos de Beas (Huelva), y que han tenido este bonito atrevimiento.

Es muy común, cuando vamos a pintar una casa, que esté claro de antemano, la forma de pintar y de decorar todas las estancias, pero que no haya ninguna idea para el pasillo. O para esa columna que el arquitecto ha tenido a bien poner en un sitio, poco oportuno.

Volviendo al principio, no va a ser más importante, lo que tenemos, o en este caso, lo que no nos gustaría tener, sino el uso, que seamos capaces de darle.

El pasillo, la columna, o cualquier otra parte de la casa, que en un principio, puedan resultar incómodas, o simplemente insignificantes en la decoración de nuestro hogar, pueden convertirse, en los protagonistas, con un detalle tan sencillo, pero tan acertado (en mi opinión), como este.

Decorar un pasillo con un Carpe díem

La idea estaba ahí, yo mismo la había comentado muchas veces, pero nadie daba el paso, así que cuando Elena, me comentó que quería poner una frase en el pasillo, me pareció, la mejor ocurrencia del mundo.

Decorar un pasillo con un Carpe díem
La casa está pintada, en blanca, con pequeños detalles, que resaltan de una manera muy especial en un fondo homogéneo.

Lo ideal es que la frase, sea algo personal, o que diga algo importante para nosotros. Aquí no pesa la estética, sino el mensaje. Un mensaje que va a estar ahí, para siempre, recordándote todas las mañanas, en este caso, que no hay que desaprovechar ni un segundo de la vida, para vivirlo, como si fuera el último.

El sofá, del comedor, es en turquesa. Por ese motivo pusimos la flor en turquesa, y resaltamos algunas palabras, en ese color.

El resultado, no es más que el que se ve en las fotografías. Poco puedo yo aportar, que no suene pedante.

Decorar un pasillo con un Carpe díem

Solo decir, que como en la mayoría de los trabajos, se nota, y se aprecia el buen rollo que respiramos mientras lo estábamos haciendo. No hay nada como trabajar a gusto, para que el resultado sea positivo.
En este caso, no ha sido menos.

Gracias por contar conmigo, para un proyecto tan importante, como el de crear un hogar, para pasar el resto de vuestras vidas, y desearos que este pasillo no os permita jamás, olvidaros de vivir el momento.

Y a todos los que siguen visitando este blog, con la ilusión de encontrar algo nuevo, gracias también y espero que os haya gustado.

Un saludo.




Si lo deseas puedes visitar nuestra web haciendo click en la siguiente imagen: