El cielo, para Valeria

Cualquier padre, sería capaz de bajar el cielo, para su pequeña. En este caso, Valeria, tiene una sonrisa, capáz de hacer, que el cielo se baje el solito para posarse junto a su cama. Pero aun así, para todos los que piensen que estoy fantaseando un poco, conozco otra forma, mucho más creible, de traerle el cielo. Es más, y de hacer que el cielo, sea como nosotros queramos que sea.


El estilismo de una mariposa y el color del arco iris

En todas las entradas, me gusta nombrar a las personas que participaron en el diseño del trabajo que enseño. No se trata por supuesto, de ningún equipo técnico, ni siquiera de un grupo creativo. Mucho más sencillo. Las client@s y yo, y como mucho, algún agregado. Ya sea vecino o familiar.