Los cuatro puntos cardinales, para las habitaciones originales.

La palabra original, es una de tantas, que, lo reconozco, utilizo con demasiada soltura en este blog.
Las razones pueden ser varias. Por una parte, yo soy pintor, y mis recursos lingüísticos, son limitados, y por otra parte, cada trabajo que hago, para mi es nuevo, único y ocupa un lugar exclusivo en esta galería de proyectos, conclusos, así, que hasta que no encuentre otra palabra que defina mejor esto, voy a seguir explotando a nuestra "original", aunque prometo hacerlo con el mayor gusto posible.





Esta no es la primera rosa de los vientos que hago, aquí os enlazo otra. Tampoco, es la primera habitación juvenil, que hago, y aquí os enlazo varias, pero no me podéis negar que esta es diferente del resto , como todas.

El propósito de esta habitación, como de las últimas que he pintado, es abrir una puerta a un mundo nuevo dentro de la pintura en vivienda.

Ya hemos descubierto las habitaciones infantiles, las hace mucha gente, y nosotros tenemos en este blog, muchísimas ideas (aquí os enlazo algunas). Este camino ya está abierto, y ahora solo nos queda mejorar, actualizarnos, e inventar sensaciones nuevas, para seguir sorprendiendo. ¿Pero ya está?. La habitación del bebé, es la única de la casa. Y es más. ¿ La habitación de nuestro bebé va a seguir siendo siempre igual ?

Por supuesto que no. Nuestro bebé crecerá, y  la habitación cuqui que le pintamos antes de nacer, cuando tenga 14 años, ya no encajará con su personalidad, ni con su realidad revelde.
¿ Es posible, que la ilusión de ver a nuestro hij@ con su chupete,  haciéndose "popó" encima, sea mayor que la de verlo tomar las riendas de su futuro, y emprender el camino a la independencia?

Pues yo diría que no. Y como si nos atenemos a la media de edad en que los vástagos abandonan el nido, todavía le quedan unos 15 años mas en su habitación, pienso yo, que se merecen una nueva decoración para esta nueva etapa.


Volviendo al principio, creo que el mundo de las habitaciones juveniles, por decirles de alguna forma, es mucho más amplio, que el de las habitaciones de bebé. En este caso, su morador, tiene una personalidad, unas aficiones, una estética a la que se mantiene fiel, que nos puede dar muchísimas ideas, que nos aporta un potencial para hacer habitaciones chulas infinito. Estoy convencido, de que las largas horas de estudio, que pasarán en sus minidespachos, serán más amenas, en un entorno agradable. Ahora solo falta que esos papás que aún tienen las riendas del hogar lo vean igual, y empecemos a imaginar, y a pintar, que para eso estamos aquí.

Esta habitación tan chula, la hemos hecho en Gibraleón (Huelva). Tenía gotelé, pero en la pared donde va la estrella, le hemos hecho un alisado. Para darle el fondo que veis a toda la habitación la hemos pintado con pintura plástica, y luego le hemos dado un barniz acrílico, que le aporta un acabado satinado, que prolongará la vida del trabajo, más allá de la partida de nuestro protagonista.


Mil gracias a Conchi y a Eduardo, por seguir contando con nuestro trabajo, más allá del cambio de generación, y al resto, lo de casi siempre..... pasearos todo lo que queráis por nuestro blog y nuestra web, hasta que se os antoje algo.

Un saludo.



Entra, si lo deseas, a nuestra web, haciendo click en la siguiente imagen.