La importancia de lo efímero.

Las efímeras son insectos, que se refugian en el rincón que forma la pared y el techo, haciendo de su vida, la ironía, de desperdiciar su único día de existencia, contemplando absolutamente nada. Yo me las encuentro mucho, cuando estoy recortando, y siempre me he preguntado cual será la importancia en la naturaleza, de un animal que vive solo 24 horas.



De la misma forma, en la pintura hay trabajos, que se hacen para no perdurar. No por ello, dejan de ser importantes. Es más, quizás sean más importantes, pues estarán con nosotros solo un tiempo, y de lo interesantes que sean, va a depender que permanezcan en nuestro recuerdo.

Las habitaciones para bebés, en muchos casos, se hacen para un tiempo determinado, pues, el bebé se hace niño, muy pronto, aunque en la realidad estos trabajos suelen permanecer en el tiempo.

No es el caso de este, que tiene los días contados desde el principio. Sencillamente, porque sus propietarios pronto vivirán en una casa mejor. Pero ese no era motivo para privar a Álex de una habitación chula, en los meses inmediatos a su bienvenida al mundo.

Esta es la razón de que hayamos hecho un trabajo sencillo, pero sin que eso desmerezca el resultado.
Como siempre digo, hace falta muy poco para hacer una habitación bonita, basta con ponerle un poco de ganas, y con muy pocos elementos conseguimos un resultado diez.


En este caso, el reto era adaptarse al color, que ya tenía la habitación. Pues era un color un poco oscuro, y el tamaño de la habitación no ayudaba demasiado.

Por eso no tuvimos ninguna duda, en que las letras fueran claras, para así equilibrar un poco el conjunto. El color es beige, claro, pero sin llegar al blanco. El sombreado en un marrón clarito al que le apretamos un poco el ocre, nos ayuda a darle volumen y a redondear las formas.

Las estrellas, son el complemento perfecto, pues nos permite, repartirlas por toda la habitación, dándole dinamismo al conjunto. Y por qué no, aclarando aún más el resultado final.

Quizás las imágenes, esta vez, no estén muy a la altura, pues tuve que recurrir al móvil, pero os aseguro que el resultado terminó sorprendiéndonos.

Espero que el disfrute, no sea efímero, y que deje huella en todos los bonitos recuerdos, que formarán los primeros meses de Álex.

Muchas gracias por todo, y hasta la próxima.


Puedes seguir bicheando por nuestra web:


O contactar para pedir presupuesto sin compromiso en el siguiente teléfono, o por watshap si lo prefiere.