Una habitación para dos

Conseguir que dos hermanos compartan habitación, suele ser fácil, es más, en mi opinión, y hasta cierta edad, es lo ideal, y seguro que muchos de los que están leyendo esta entrada, compartieron habitación con su hermano, y ahora con el tiempo, les trae bonitos recuerdos.


Sin embargo, pintar una habitación, al gusto de los dos, ya no es algo tan sencillo.

Simplemente, porque no creo, que haya dos hermanos iguales. Es más, yo diría que eso es lo ideal, pues los complementa, aunque en ocasiones, salten chispas por esas pequeñas diferencias.


En este ejemplo, tuvimos la osadía, incluso de preguntarles que colores querían para su habitación,. Cada uno eligió el que más le gustaba, y a las pruebas me remito, no pueden ser, más diferentes, pero a la vez más complementarios.


Entendiendo, que semejante complementación, va a ser duradera, decidimos hacer algo, original, que les sirviera para mucho tiempo, y que no quedara demasiado infantilón en breve.

De entre todas las conversaciones, salió la cremallera, una forma en mi opinión muy chula para separar dos colores en una habitación.

La pintamos con una pintura color aluminio, para que no quedara demasiado brillante.

La dejamos un poco abierta por encima, uniendo el fondo con el techo, como si la habitación fuera blanca en realidad, y los colores fueran una chaqueta que le hemos puesto.

La textura es mate, en toda la habitación, excepto en la cremallera que tiene un poco de brillo.

Para terminar de personalizar los espacios, les pintamos sus nombres.

Teníamos tres opciones, para el nombre: blanco, poner verde sobre amarillo y amarillo sobre verde, o pintarla en el mismo color de la cremallera.

Finalmente nos decidimos por el blanco, que yo creo también que es el más acertado.

Como pueden ver, esta idea, nos da pie, a otro tipo de separaciones, o incluso a jugar con la parte que está abierta, para dar más claridad al espacio o menos.

Como siempre, detrás de cada ejemplo, de cada trabajo, que colgamos en este blog, hay una familia, que ha tenido el detalle de confiar en mi, y lanzarse un poco  al vacío, pues muchas veces sabemos donde empezamos pero no sabemos como vamos a terminar.

Muchas gracias por todo.

A nuestros visitantes, espero que os haya gustado, y hasta la próxima.




Si nunca has estado por aquí, y te apetece ver más, también puedes entrar en nuestra web, clicando aquí.