¿De donde viene la inspiración ?

Esta es una cuestión, que me gustaría tener resuelta cuando voy a ver un trabajo, para dar presupuesto, y el cliente, me hace una pregunta, que se repite en casi todos los trabajos, y que dice: ¿Que podríamos hacer aquí?

Es por eso, que he decidido empezar la entrada con esta imagen, que representa muy bien lo que se siente, cuando alguien te hace esa pregunta, y no se te ocurre nada. Y que por otra parte es lo que me encuentro, cuando voy a hacer un trabajo que se da por echo, que tiene que quedar chulísimo.


Empezar así, desde el punto de vista del marketing, es un error total, porque, ¿ quien se va a animar a ver el resto de la entrada con semejante imagen?.
Sin embargo, la realidad es así. Aunque estemos acostumbrados a ver ya el resultado, el principio, es así, en este caso verde, pero simbólicamente, gris, muy gris.

Para el que no entienda esta primera imagen, les diré, que estamos en la distribución que Tupperware tiene en Huelva. Su nombre, haciendo alusión a la tierra que la acoge, es Onuba.

Lo que vemos aquí, es una pizarra, la típica pizarra que todos tenemos en la cabeza.

Cuando alguien piensa en pizarra, en nuestra cabeza aparece esto. Cuando le digo a alguien que podríamos pintarle al niño una pizarra en la habitación, y me pone la cara de un mono comiendo limones, es porque en su cabeza aparece este rectángulo verde frontón, que para los malos estudiantes como yo, tiene asociados, muchos de los peores recuerdos de la infancia.

Ahora, vamos a dinamitar la carpeta de nuestro cerebro, donde se guarda la palabra pizarra asociada a esta imagen. Acto seguido  vamos a crear una carpeta nueva, que llamaremos pizarra, y dentro, vamos a poner una tapadera de Tupperware, fucsia. Pero no solo eso, vamos a dejar espacio para miles de posibilidades, cientos de formas y colores con los que podemos crear un espacio para que nuestro pequeño, o nosotros mismos, podamos pintar. Al final, pero solo al final, guardamos también la clásica pizarra del cole, que seguro que habrá también, a quien le traiga buenos recuerdos.


Bueno, pues este es el resultado de cambiar la pizarra que había al principio, por una hecha en la pared, y que como una tapadera de Tupperware, habla de la empresa en la que nos encontramos, y define la filosofía de la marca.

Parece que lo estoy escuchando. Ya tiene que haber, quien ha pensado: "Pero es que yo tengo gotelé en mi pared ". Fantástico, esta pared es de gotelé, y sin embargo, la pizarra ha quedado finita, para que se pueda escribir con buena letra, como se escriben los buenos propósitos.

Me repito una vez más, y por si hay alguien que sea incapaz de dejar espacio en su carpeta para más ideas, y ahora está pensando:
                    "¿¿¿Pero como le vamos a poner a la niña una pizarra de una tapadera de fiembrera ???", pues aquí os dejo un enlace a una entrada donde se pueden ver unas pizarras de tréboles que hice hace algún tiempo en San Bartolomé de la Torre y que quedaron así de bonitas.


El proceso, no termina aquí. De la primera idea, de sustituir la pizarra por una más acorde y más representativa, nos fuimos al despacho de la distribuidora.

Las paredes ya estaban pintadas, en los colores corporativos, que ya dan imagen de marca. Sin embargo, aquí necesitábamos algo formal y representativo de la empresa. El logo, que en este caso es muy bonito, es la imagen más representativa, así que lo pintamos, en este caso también en una pared de gotelé, y quedó como se puede ver en la fotografía que acompaña estas palabras.

Presidir el despacho con la imagen corporativa, es un recurso común, pero en mi opinión, es lo que más identidad le aporta al lugar donde se cuece el funcionamiento de la empresa.


Pero no todo es la oficina. En una empresa donde hay cientos de vendedoras, que recorren la provincia, llenando de productos las casas de los onubenses, tiene que haber un lugar donde reunirse.
 
Un lugar donde se trabaje, la motivación, ingrediente indispensable para una vendedora, que tiene que transmitir a su clientela, eso que nosotros hemos intentado plasmar con los pinceles.
 Alegría, versatilidad, comodidad... conceptos que se transforman en sensaciones, sensaciones, que se materializan en un producto.

Siguiendo esa misma filosofía, acompañamos una pared de la estancia dedicada a las asambleas, con esta frase tan motivadora, acompañada por productos que ya son un clásico para esta marca.

"Ahora es tu oportunidad de brillar", porque nunca es tarde para dar el paso, y porque estoy seguro que contribuirá sin ninguna duda a que salgan de allí con las pilas puestas, dispuestas a comerse el mundo.


Cada estancia, necesitaba una idea diferente. Funcionalidad, formalidad y motivación, tres espacios distintos pero en la misma línea, y todos han salido de la primera imagen, rompiendo tópicos, soñando por soñar, creando para mejorar.

Espero que la nueva distribuidora de Tupperware en Huelva, brille con luz propia, y llene esta nueva etapa de éxitos.

Yo por mi parte hice lo que pude para que el barco luciera bonito, ahora llegar a buen puerto es tarea de la tripulación.

Mucha suerte.










------------------------------------------------------ O -----------------------------------------------------

Si te gusta el mundo de la pintura en la decoración, o estas pensando en hacer algo en tu casa, local, negocio.... es posible que te apetezca seguir viendo más trabajos de los muchos que hay en este blog.
Puedes volver al inicio del blog 


 o entrar en nuestra web 



donde puedes ver en la Galería de Imágenes


 los trabajos agrupados, en:








 o incluso pintura en azulejos.

Si después de esto, quieres pedir presupuesto para que hagamos en tu casa cosas tan chulas como las que hay aquí, solo tienes que ponerte en contacto.



 Lo más rápido y eficiente, es el teléfono, ya sea mediante una llamada, watshap,o telegram.
pero también puede contactar o estar  al día de todas las novedades, en nuestro perfil de facebook o de Pinterest.




En cualquier caso muchas gracias por el interés, y si algún día necesita pintar, ya sabe donde encontrarme.